La importancia del buen ambiente en una oficina

la importancia del buen ambiente en la oficina

La importancia del buen ambiente en una oficina

En pleno Siglo XXI relacionar buen rendimiento en el trabajo con un ambiente idóneo no es ninguna novedad. Es cierto que cada vez estamos en un mundo más competitivo, donde cada segundo cuenta y donde las personas cada vez miran más por sus intereses, pero también lo es que los negocios en los que las relaciones entre empleados son las apropiadas tienen mayores garantías de ser eficientes.

Un entorno laboral que sea negativo puede tener consecuencias nefastas para el desarrollo de cualquier empresa. No solo la productividad por hora va a ser menor, sino que el absentismo va a aparecer con mayor frecuencia. Si a esto le añadimos que los empleados van a estar con muy baja motivación y van a buscar ofertas mejores en el mercado laboral, el cóctel nos deja claro que es de suma importancia fomentar las buenas relaciones dentro de la empresa.

¿Cómo puedo conseguir un entorno laboral favorable?

A pesar de que en muchos negocios no se consigue, crear un entorno óptimo de trabajo no es tan difícil como parece en la mayoría de los casos. Solo hay que atender a algunos aspectos fundamentales, como los siguientes:

  • Respetar el horario de trabajo natural de los empleados: Esto hará que todos vayan a trabajar de mejor humor y no estén temiendo “comerse” horas extra.
  • Buscar un clima de cooperación y no fomentar la competitividad en exceso, ya que eso acaba convirtiéndose en la chispa de muchos conflictos.
  • Tener un espacio de trabajo óptimo, con muebles y equipos que permitan realizar el trabajo de la forma más cómoda y eficiente posible.
  • Tener un jefe conciliador, que no tenga a los trabajadores en constante estrés.
  • Respetar los descansos de todos los empleados, de forma que no acaben demasiado saturados de su jornada laboral.
  • Fomentar la intercomunicación entre departamentos en los discursos empresariales. 

Write a Comment