Claves para hacer que tu negocio funcione


Claves para hacer que tu negocio funcione

Un alto porcentaje de las pymes que se crean mueren en sus primeros años de vida. La estadística dice que 7 de cada 10 empresas mueren antes de llegar a un año de trayectoria. Y las que logran superar ese año, menos del 70% llegan a ser viables a los 5 años.

Muchos empresarios atribuyen las causas al momento económico actual, poco favorable para el desarrollo empresarial, y al escaso apoyo económico con el que se encuentran para incentivar la productividad de las pequeñas y medianas empresas. Sin embargo, hay más aspectos que dependen del empresario para lograr que su empresa funcione y tratar de minimizar la influencia negativa que pueda tener el entorno. Lo primero de todo es ser consciente de las acciones que se encuentran en sus manos y que pueden llevar a cabo. En este artículo te decimos cuáles son las tres acciones imprescindibles y más determinantes para ampliar la esperanza de vida de tu negocio.

  1. Crea un plan de negocios

Sin una buena estrategia, rara vez se cosechan éxitos, y más en los primeros años de vida de la empresa por lo que un plan de negocios se hace imprescindible. Este plan es la guía y la hoja de ruta de una organización, especialmente durante sus inicios. En él se definen los objetivos y la forma en que se conseguirá financiación para hacer la empresa viable. Hay emprendedores que no prestan atención a esta herramienta y deciden improvisar con el único objetivo de crecer rápido desde el principio sin tener en cuenta su visión, misión, objetivos y métricas. Y sin tener tampoco en cuenta los diferentes pilares que forman el negocio como son las ventas, el marketing, las finanzas o la parte legal.

 

  1. Confía en que las inversiones no son gastos

Aunque toda empresa principiante debe tener muy medidos y controlados los gastos, también se debe ser consciente de que las inversiones no siempre son gastos. Si se invierte de manera correcta el único resultado será aumentar los niveles de competitividad y apostar por la continuidad de la empresa.

Invertir en el talento necesario para tu negocio, apostar por la innovación o destinar dinero a un buen espacio de trabajo  que te aporte ventajas competitivas son solo algunos ejemplos de cómo realizar una buena inversión para tu empresa. Cada empresa tiene necesidades diferentes, pero arriesgarse e invertir de manera planeada en aspectos clave siempre es un acierto.

  1. Apuesta por la tecnología y por tu imagen corporativa

Hay determinados factores que ya no pueden pasar desapercibidos para una empresa que nace hoy en día. Actualmente la tecnología se encuentra en todas las facetas de nuestra vida, y aunque una empresa no se dedique al sector de la tecnología sí debe hacer uso de ella para optimizar muchos procesos internos de su negocio o incluso para llegar mejor y a más clientes. La tecnología se puede adaptar a tu empresa de muchas formas según a qué te dediques, pero asegurarte de que cuentas con la tecnología necesaria en tu oficina  es imprescindible para todas las empresas. La imagen corporativa es otro de los aspectos que no debes pasar por alto. Déjate asesorar por expertos y trata de crear una buena imagen de marca coherente con tus productos o servicios, la filosofía de tu empresa y el espacio o entorno en el que trabajas. Para ello es imprescindible contar con una oficina que transmita también tu imagen corporativa.

Write a Comment